EL DOLOR

yoal-desurmont-Tie8C6Vdhrs-unsplash

La vida duele, el dolor es algo natural, aunque ninguno de nosotros quiere sufrir. 

Acepta el dolor como viene y deja de evitarlo, porque si sigues evitándolo acabarás por no sentir nada y te inmunizarás contra tu propia sensibilidad humana. 

Estamos aquí para sentir, si sientes dolor eso solamente significa una cosa: que estás vivo. Los muertos no sienten nada, así que si sientes dolor significa que estás vivo, igual que cuando sientes placer. 

El sufrimiento es cuando no sientes nada, y sólo estás atrapado en tus callejones mentales especulando con lo que deberías o no deberías hacer, con quién tiene la culpa de esto o de lo otro, atrapado en tus resentimientos, atrapado en tu propia frustración. Ya sabes,cuando eres incapaz de ver más allá de tus propios pensamientos. Estás aquí para sentir, para sentirte bien y para sentirte mal, pero sientas lo que sientas siéntelo en tu propio nombre, y no en el nombre de dios… 

Estamos aquí para vivir, no para tenerle miedo a la vida sólo porque a veces duele. 

El dolor es muy instructivo, de hecho es más instructivo que el placer. Pero el sufrimiento es ciego. El sufrimiento precisa de explicaciones de segunda mano, que no son más que excusas y justificaciones y no la verdad desnuda, porque la verdad desnuda es algo que está a la vista de todos. 

Hasta los niños la pueden ver cuando se la señalas, si no se trata de alguna explicación compleja, porque la verdad no está nunca en lo complejo. La verdad tiene que estar enraizada en lo que es obvio, en lo que se puede ver y sentir, y no es necesario imaginarlo. 

La verdad nunca trata del mañana y nunca trata del ayer, sino que trata de tu relación individual con lo que tienes delante de tus ojos, y como todos tenemos ojos diferentes, pues cada uno ve una verdad única y diferentes. 

~Alokanand Díaz

miguel-bruna-TzVN0xQhWaQ-unsplash

¿Quieres aprender más sobre este tema?